fbpx

5 formas saludables de perder peso

5 formas saludables de perder peso nutryvan
¡Comparte el artículo!

Tiempo de lectura

6 min.

Autor

Iván Megías

Vamos a ver 5 formas para perder peso de manera saludable. Si quieres perder peso puedes probar cada una de ellas de forma individual, o combinarlas para obtener mejores resultados en tus objetivos de pérdida de peso.

Recuerda que más no es mejor, mejor es mejor. No busques perder 5 o 10 kg en 1 mes. Si estás haciendo esto, muy probablemente lo estás haciendo mal. Intenta perder peso de forma paulatina y controlada, buscando siempre perder grasa y mantener la masa muscular.

Y ahora sí, vamos a por los 5 métodos saludables para perder peso.

1. Come menos de lo que ya comes

Esta es la manera más sencilla y la primera que seguro se te vendrá a la cabeza si quieres perder peso. Estarás pensando: “¿Para qué me cuenta algo tan obvio como esto?”

Porque no es tan fácil como piensas. Realmente no es tan sencillo comer menos de lo que ya solemos comer. Nuestra mente hará todo lo posible para que no perdamos grasa.

1.1 Genética y perder peso

El ser humano de la actualidad aún es muy parecido genéticamente al de hace 10000 años. En aquella época prácticamente nadie podía comer a diario, y menos aún 3 o 4 veces al día, por lo que el cuerpo estaba preparado para almacenar toda la energía sobrante en forma de grasa corporal. Así, en aquellas temporadas en las que no hubiera tanta disponibilidad de alimentos, siempre habría una fuente de energía bien almacenada en forma de lípidos.

Por supuesto, y como es lógico, al cuerpo en ningún momento le interesaba perder esa reserva de energía. De esta forma, siempre que hubiera comida disponible se liberarían un conjunto de hormonas que incitarían a la persona a comer lo que hubiera al abasto, como mínimo hasta el punto de satisfacer esos requerimientos energéticos.

1.3 La realidad del siglo XXI

Hoy en día nuestra mente y nuestro sistema hormonal sigue siendo muy parecido al de antaño. Por lo tanto, ningún cuerpo quiere desprenderse de esa reserva energética almacenada en forma de grasa ni perder peso.

Así que, aunque una parte de ti quiera perder peso y creas que realmente estás comiendo un poco menos, seguro que otra parte de tu subconsciente está infraestimando la cantidad de comida que te pones en cada plato.

A no ser que tengas una gran percepción de tu propio cuerpo y buenos conocimientos de nutrición, lo mejor que puedes hacer para no engañarte sin querer es pesar los alimentos que comes en cada momento.

Personalmente, para facilitarte la vida y que no sea tan tediosa la pérdida de peso, te recomiendo pesar tus fuentes de grasas, proteínas y carbohidratos mayoritarias, dejando a un lado el pesar las frutas y verduras. Estas últimas apenas tienen calorías, y puede llegar a ser muy cansino pesar absolutamente todo lo que se vaya a comer. En mi opinión, tan sólo valdría la pena pesar absolutamente todo lo que se come si necesitaras lograr un punto físico muy concreto, o si te quieres tomar realmente en serio un deporte como podría ser el culturismo.

estrategia 1. come menos de lo que ya comes

2. Cambia alimentos por otros con menos calorías

Este punto también es fundamental. Mucha gente que quiera perder peso tan solo piensa en reducir la cantidad de lo que come, y no tienen tan en cuenta las calorías que aporta cada alimento en su dieta.

Cambiar a otros alimentos con menos calorías no significa ponerse a comer pescado hervido, pollo a la plancha y lechuga con tomate cada día. Significa jugar con todos los alimentos disponibles con cabeza, utilizando aquellos que más te gusten. No te fuerces a comer algo que detestas.

Por ejemplo, algo tan sencillo como cambiar la leche entera por leche semidesnatada, disminuir un poco el consumo de pasta o arroz a la vez que aumentamos el de verduras, o cambiar la Coca-Cola o la cerveza de la comida por agua, pueden ser unas de las muchísimas estrategias disponibles para consumir menos calorías.

Por supuesto, lo bueno de esta forma para perder peso es que difícilmente pasarás hambre. Como estarás sustituyendo unos alimentos por otros con menos calorías, pero la cantidad de comida sigue siendo parecida, tu cuerpo no sufrirá en ese aspecto. Además, en el caso de aumentar el consumo de fruta o verdura, estarás incrementando la ingesta de alimentos con pocas calorías y con una alta cantidad de fibra, lo cual te saciará un montón.

estrategia 2. cambia alimentos por otros con menos calorías

3. Camina más en tu día a día

Si no te apetece modificar tu alimentación, otra opción es moverte más. Y, ¿qué mejor forma de moverte más sin darte cuenta que caminando?

Aunque no lo parezca caminar 30 minutos o 1 hora más en tu día a día hará que a lo largo de la semana y de los meses pierdas peso sin darte ni cuenta. Como habitualmente caminar no cansa en absoluto, mucha gente ni se fija en lo beneficioso que es ni en la diferencia que hay entre caminar 30 minutos, 1 hora o 2 horas al día a nivel de pérdida de peso.

Lo bueno es que mientras caminas puedes aprovechar para escuchar un podcast que te interese, para responder correos, para estudiar, o simplemente para despejar la mente un rato y desestresarte.

Aproximadamente, y yendo a un ritmo normal, caminar 1 hora equivale a “quemar” 300 calorías. Te puede parecer poco, pero multiplícalo por 7, que son los días de la semana. 2100 ya no parece tan poco, ¿verdad?

estrategia 3. camina más en tu día a día

4. Haz cardio de media o alta intensidad

Si caminar más te aburre y se te queda corto, otra opción es salir a correr al trote o en bici (cardio de media intensidad) o salir a hacer sprints/HIIT (cardio de alta intensidad).

Ambas opciones serán muy beneficiosas para tu salud y te ayudarán en tu objetivo de pérdida de peso. Escoger una u otra opción ya dependerá de tus preferencias y de cómo puedas organizarte el día.

Por lo general, para realizar un cardio de media intensidad eficiente deberás estar entre 30 y 60 minutos. Lo bueno de este tipo de cardio es que no es demasiado fatigante para tu cuerpo, y no entorpecerá tu progreso en el gimnasio, siempre que no te pongas a entrenar pesas justo después de realizarlo.

Por otra parte, el HIIT será mucho más demandante a nivel físico y generará mucha más fatiga. Sin embargo, podrás optimizar mucho más el tiempo, ya que en 20 minutos puedes hacer un entrenamiento de HIIT eficiente. Cuidado, porque este tipo de entrenamiento puede entorpecer tu entrenamiento en el gimnasio si no gestionas bien la fatiga, así que tenlo en cuenta para planificar tu rutina.

estrategia 4. hacer cardio

5. El más importante: Adherencia

Lo más importante, sin duda. Hagas lo que hagas, e intentes perder peso de forma saludable de la manera que sea, tiene que poder ser sostenible a largo plazo para tí. Debe haber adherencia.

  • De nada sirve ponerse a comer menos, si te quedas con mucha hambre.
  • De nada sirve comer alimentos con menos calorías si escoges los que no te gustan.
  • De nada sirve caminar más si te aburres como una ostra caminando.
  • De nada sirve hacer cardio si nunca te ha gustado y por mucho que lo pruebes no es lo tuyo.

Encuentra la forma más cómoda y que más te guste para perder peso, y no te fuerces a hacer algo sin ganas. Seguro que alguna de estas opciones es la ideal para ti y con la que mejor te sientes para lograr tu objetivo de pérdida de peso.

estrategia 5. lo más importante es la adherencia

Recuerda que puedes combinar varias de estas formas para perder peso y que siempre has de realizar los cambios de forma paulatina. Sigue estos consejos y conseguirás perder peso y grasa de forma saludable.

Espero que te haya gustado este artículo y que te sea útil. Puedes encontrar otros artículos y recetas en nuestro blog, y visitar nuestras redes sociales (instagram, twitter, facebook o youtube) y podcast para conocernos mejor y descubrir mucho más contenido. ¡Hasta el próximo artículo!

Iván Megías

¿Qué te ha parecido?
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Comparte el artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.