fbpx

El azúcar mata. ¿Es verdad?

¿es verdad que el azúcar mata?
¡Comparte el artículo!

Este pasado 16 de octubre de 2020, el Ministerio de Consumo de España lanzó una campaña llamada El Azúcar Mata. Como bien indica el propio nombre, con esta campaña se busca concienciar y sensibilizar de una forma impactante a la población, para que tengan más en cuenta los supuestos peligros del azúcar.

En la imagen principal de la campaña se puede observar un sobre de azúcar que asemeja de manera evidente a un cigarrillo. De esta forma, se quiere equiparar lo nocivo que es para la salud el tabaco con el azúcar. Además, el Ministerio de Consumo publicó un vídeo que ya circula por todas las redes sociales, en el que un chico dejaba su relación con el azúcar para no tomarla nunca más, como quien deja atrás una relación tóxica con su pareja.

Los problemas de #ElAzúcarMata

La intención de la campaña es intentar disminuir la prevalencia de sobrepeso y obesidad en España. Por supuesto esto es algo positivo. Sin embargo, ocurren 3 grandes problemas con lo que se puede observar a simple vista en esta polémica campaña:

Problema número 1: están mintiendo

Como tal, el azúcar por si solo no mata

Por una parte, en distintos estudios se ha observado que el consumo de productos ultra procesados (con altas cantidades de azúcar y aceites refinados) se relaciona directamente con un aumento de la mortalidad [1]. También es cierto que todos los estudios en los que se ha observado esta relación, están ligados a personas con un estilo de vida sedentario y poco activo

Prácticamente nadie que lleve un estilo de vida activo y deportista se tomará este tipo de productos. Por lo tanto, es realmente complicado determinar la causa real del aumento de mortalidad que se ha podido observar en estas poblaciones. 

Por otra parte, algo que va muy ligado a lo que acabo de comentar, es que ni el azúcar ni ningún nutriente mata de por sí. Por supuesto, todos los nutrientes tienen un rango de ingesta óptimo, y hay tanto límites inferiores, como límites superiores para su consumo. 

Por ejemplo, no será saludable para nadie tomar 1000 gramos al día de proteína, como tampoco lo será tomar 30 gramos al día. En cualquier macro o micronutriente habrá un rango de consumo adecuado.

Con el azúcar ocurre lo mismo. Su consumo será adecuado o no en función de la cantidad y de la situación en la que se tome. Para un maratoniano, tomar azúcar durante la maratón y al terminarla será una gran opción para mejorar su rendimiento, y en ningún caso afectará negativamente a su salud. No ocurre lo mismo en el caso de una mujer con sobrepeso que se pase el día sentada en el sofá, ¿cierto?

Ningun alimento mata

Problema número 2: no todo el azúcar es igual

Otro aspecto crucial que comentar es que no todo el azúcar es igual. No tiene nada que ver el azúcar que ingieres al comer una fruta, que el azúcar que tomas al beber una bebida azucarada.

El gran problema de esta campaña es que a simple vista no se destaca esta distinción. Es cierto que, si te tomas el tiempo suficiente para leer más a fondo el objetivo de la campaña o entras en webs que expliquen en que consiste la campaña, si que se especifica que es el azúcar añadido presente en varios alimentos procesados y en bebidas azucaradas, el que aumenta el riesgo de mortalidad.

Sin embargo, la mayoría de las personas se quedarán únicamente con la imagen de la campaña, en la que se equipara al tabaco y en la que no se especifica el tipo de azúcar. A todos nos da pereza profundizar en ciertos temas, y muchas veces nos quedamos solo con lo que vemos a simple vista y nos impacta.

De esta forma, el mito de que la fruta tiene azúcar y es mala, o que la fruta engorda, aumentará todavía más. Y mucha gente seguirá confundida con respecto al azúcar, y con los productos que contengan azúcar naturalmente presente en el propio alimento.

Problema número 3: no tiene sentido comparar el azúcar con el tabaco

De nuevo, volvemos a la estrategia que han utilizado para impactar a todo el mundo en unos segundos. Me parece exagerado comparar el azúcar con el tabaco.

El azúcar puede ser beneficioso en ciertas circunstancias:

  • En el caso de un deportista para rellenar rápidamente sus niveles de glucógeno muscular y aumentar su rendimiento. 
  • Tampoco ocurre nada por tomar azúcar de forma ocasional, o tomar una cierta cantidad al día, y más aún en el contexto de un estilo de vida activo y saludable. 
  • Como acabo de comentar, el azúcar naturalmente presente en ciertos alimentos, como en frutas y verduras, no tiene nada de malo. Esto se debe a que el alimento como tal, con su azúcar, fibra, vitaminas y minerales es beneficioso para nuestro cuerpo.

Por otra parte, el tabaco:

  • No es beneficioso nunca, ni en bajas dosis, y mucho menos en grandes cantidades.
  • En ninguna situación va a favorecer tu estado de salud. Aumenta la mortalidad en todos los casos.
  • Perjudicas a los demás, ya que no es agradable respirar el humo del tabaco que hay a tu alrededor.
comparación inapropiada entre el tabaco y el azúcar

La intención es buena

Con todo lo que estoy comentando tampoco quiero que se me entienda mal. Como nutricionista, tengo clarísimo que el azúcar añadido no se puede considerar beneficioso para la salud en términos generales.

No obstante, considero que todo se debe tener en cuenta dentro de un contexto, y que no existe únicamente el blanco o el negro, sino que suele haber una amplia gama de grises.

La intención real de la campaña es súper buena. Busca concienciar a la población de los peligros del exceso de azúcar añadido en nuestra alimentación, e intenta reducir el sobrepeso y la obesidad en el país. Sin embargo, las formas en que lo han hecho no me parecen del todo correctas y creo que se podría intentar mejorar este problema mucho mejor.

¿Cómo mejorar realmente este problema?

Sinceridad

En primer lugar, debe de haber sinceridad con el tema del azúcar. El nombre de la propia campaña ya no es sincero de por sí. Parecerá un detalle, pero hubiera sido muy distinto llamarla “El Azúcar Añadido Mata”, en lugar de “El Azúcar Mata”. 

Incluso, habría tenido más sentido, aunque no fuera tan impactante y sensacionalista, “El Azúcar Añadido Aumenta el Riesgo de Mortalidad”, en vez de “El Azúcar Mata”. Por supuesto, “El Azúcar Mata” es más fácil de recordar, tiene más enganche y es más impactante, pero se está haciendo una campaña basada en una verdad a medias, o una medio mentira, como prefieras verlo.

De nuevo, absolutamente ningún nutriente mata de por sí.

Lo que mata, o aumenta el riesgo de mortalidad, es el conjunto de alimentos, la dieta, el estilo de vida, los hábitos, los vicios malsanos, etc. Esto se acercaría más a algo que mata, y no el azúcar.

Educación

Otra opción a largo plazo, pero que realmente es la clave para mejorar infinitamente el problema, es el de introducir asignaturas en el colegio que te enseñen de verdad acerca de la nutrición, la alimentación y el cuerpo humano.

¿Cómo es posible que para algo que hacemos un mínimo de 3 veces al día, que es el comer, no haya ningún tipo de educación al respecto? ¿Quién nos enseña qué necesita realmente nuestro cuerpo, o la relación de llevar un estilo de vida saludable, activo, con ejercicio físico y buena alimentación con la prevención de múltiples enfermedades? Nadie.

Si se trataran todos estos temas desde un primer momento en nuestra educación escolar obligatoria, y se concienciara a todos los niños y niñas de estos problemas, la obesidad y el sobrepeso se verían reducidos drásticamente. Por supuesto, esto no da resultados inmediatos. Pero los resultados a 20 o 30 años vista serían espectaculares.

Para que esto se hiciera realidad, las personas que toman estas decisiones deberían ser mucho más conscientes de que la salud se modifica de forma global, y que el azúcar no es el gran causante de todos los males, igual que no lo es el colesterol, o las grasas

Será complicado que llegue el día en que esto se haga realidad, pero yo, desde este pequeño blog, siempre daré mi punto de vista de todos estos temas intentando tener una visión más amplia de la salud.

Conclusión final sobre la campaña “El azúcar mata”

Concluyendo, el mensaje de: “El azúcar mata”, aunque puede llegar a ser útil para reducir el consumo de azúcar añadido, me parece falso, sensacionalista y confuso. Únicamente intenta captar la atención de la gente con medias verdades.

Es verdad que un exceso de azúcar añadido parece ser perjudicial para la salud, pero no se puede dar un mensaje tan contundente y simplista como el de esta campaña.


Espero que te haya gustado este artículo y que te sea útil. Puedes encontrar otros artículos y recetas en nuestro blog, y visitar nuestras redes sociales (instagram, twitter, facebook o youtube) y podcast para conocernos mejor y descubrir mucho más contenido. ¡Hasta el próximo artículo!


Fuentes

¿Qué te ha parecido?
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Comparte el artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.