fbpx

Proteína en polvo, algo más que un suplemento

proteína en polvo, algo más que un suplemento
¡Comparte el artículo!

La proteína en polvo la toman aquellos que van habitualmente al gimnasio para poder ganar más masa muscular y así ponerse más fuertes.

Si este concepto que te acabo de describir sobre la proteína en polvo te parece acertado, permíteme decirte que tienes una idea equivocada acerca de este “suplemento”, ya que tan solo estás viendo una parte del todo y lo estás enfocando de la forma incorrecta.

Sin embargo, antes de tratar más a fondo este tema debemos conocer mejor cómo está formado este producto.

¿Qué es realmente la proteína en polvo?

Simplemente es la parte proteica de x producto concentrada en forma de polvo.

La proteína en polvo más utilizada es la que proviene del suero de la leche, también conocida como whey protein, aunque también se puede obtener de los guisantes o la soja, entre otros.

Para simplificarlo todo, de ahora en adelante hablaré únicamente de la proteína de suero de leche (whey protein), ya que es la más consumida y recomendable, a no ser que sigas una dieta vegana.

Continuemos con la composición de la proteína en polvo. A la parte proteica que ha sido extraída, se le añaden ciertos aditivos para darle la textura adecuada y para prolongar su vida útil. Además, las proteínas en polvo de chocolate, vainilla, galleta, etc., incluyen ciertos edulcorantes para que tengan un buen sabor, aunque unas lo consiguen con más acierto que otras.

Por lo tanto, para entenderlo de una forma sencilla, aíslan la proteína presente en el suero de la leche y la mezclan con ciertos aditivos y edulcorantes, formando así un concentrado ultra proteico.

Tipos de Whey Protein

Principalmente encontramos 3 tipos distintos de proteínas de suero de leche:

  • Proteína concentrada: acostumbra a tener un 70 u 80% de proteína por cada 100 gramos. Es la proteína más económica, y con una mayor cantidad de ingredientes no proteicos en su composición.
  • Proteína aislada: suele tener un 80 o 90% de proteína por cada 100 gramos. Aumenta el precio respecto a la concentrada, pero tiene una menor cantidad de carbohidratos y grasas.
  • Proteína hidrolizada: acostumbra a tener la misma cantidad de proteína por cada 100 gramos que la aislada, alrededor del 80 – 90%. Se diferencia de la proteína aislada en que sus proteínas están hidrolizadas, como su propio nombre indica. Serán más fáciles y rápidas de absorber para nuestro cuerpo y más caras para nuestra cartera.

Te preguntarás qué tipo de proteína deberías comprar. Mi recomendación es que vayas siempre a por la proteína concentrada. Como te explicaré a continuación, si entendemos la proteína en polvo como un alimento más, con la proteína concentrada ya tendremos un alimento con elevadísimas cantidades de proteína por cada 100 gramos. No vale la pena pagar la diferencia de precio que hay con la aislada o la hidrolizada por conseguir una miseria más de proteína.

La proteína aislada tan solo la compraría si no me importara gastarme 10 o 15 euros más.

Mientras que la hidrolizada tan solo es útil para alguien que quiera introducir una proteína en su cuerpo que actúe rápidamente. Esto suele ser innecesario, excepto en casos muy concretos. Por ejemplo, podría tener sentido en culturistas de un alto nivel que lo lleven todo medido al detalle.

¿Cómo se toma la whey protein?

El método clásico

Como te he adelantado hace un momento, la idea de utilizar la proteína en polvo únicamente después del entrenamiento en forma de batido no es muy acertada.

Esta forma de ver la proteína en polvo está anticuada y desfasada. Antiguamente se pensaba que era crucial tomar proteína justo después de entrenar, ya que era la única forma de garantizar un buen crecimiento muscular. Qué mejor forma de hacer esto que con un batidito de whey protein al acabar el entreno, ¿verdad?

La realidad es que si consumimos alimentos con proteína en las 1-2 horas antes y/o después de entrenar, ya será más que suficiente para garantizar buenos resultados.

Podríamos entrar en muchos más detalles acerca de la composición de la proteína que debemos consumir, de la cantidad de leucina que ha de llevar, de la ventana anabólica post entreno, etc. No obstante, el artículo se haría interminable, así que estos detalles los dejaremos para otros posts o vídeos.

Proteína en polvo: un alimento más

De esta forma, sabiendo que la proteína en polvo nos aporta principalmente proteína, al igual que el pollo, la merluza o la soja texturizada, ¿porqué no utilizarla como un alimento más?

Piénsalo por un momento, ¿qué diferencia hay entre la proteína en polvo y el ColaCao? ¿O entre la proteína en polvo y la harina?

Simplemente que la proteína en polvo está compuesta mayoritariamente por proteína, y el ColaCao y la harina por carbohidratos. Es decir, la diferencia está en los macronutrientes.

Por lo tanto, de la misma manera que se utiliza la harina para empanar, o para hacer galletas caseras o tartas, la proteína en polvo se puede utilizar para:

  • Hacer un batido. Puede ser con leche únicamente, con leche y frutas, etc.
  • Cocinar unas galletas, bizcochos, barritas y demás repostería
  • Hacer unas gachas
  • Mezclar con el yogur, con el queso fresco batido, etc.

Estas son tan sólo algunas ideas interesantes en las que se podría utilizar la proteína en polvo, pero existen muchas más.

Conclusiones

Como has podido observar, la proteína en polvo es útil en muchas más situaciones de las que seguramente tenías en cuenta. La idea de utilizarla tras el entrenamiento para obtener proteína rápidamente puede tener sentido, ya que es fácil de preparar y de tomar. Pero como hemos visto, tenemos muchas más opciones para utilizarla y será un buen ingrediente para muchas más preparaciones.

Como curiosidades para tener en cuenta, puede estar bien que sepas que:

  • La proteína en polvo es una gran opción para que vuestros padres, madres, abuelos o abuelas tomen proteína de una forma sencilla y rápida. Esto les ayudará a combatir enfermedades que suelen aparecer en la vejez como la sarcopenia o la osteoporosis, que pueden estar causadas en parte por un déficit en la ingesta de proteína.
  • Si tienes como objetivo que la proteína en polvo que tomas actúe rápidamente, por el motivo que sea, deberás tomarla con agua. Es la mejor forma de consumirla si quieres que se absorba enseguida y realice rápidamente su función. Eso sí, si la tomas en forma de batido, que sepas que con leche está mucho más rica.
  • Las proteínas en polvo de sabores llevan edulcorantes. Si se consumen en grandes cantidades, te pueden ocasionar malestar gastrointestinal, así que tampoco abuses de las proteínas en polvo. Aún así, esto depende en gran parte de cada persona. Hay gente que tolera mejor ciertos edulcorantes que otros.

Espero que te haya gustado este artículo y que te sea útil. Puedes encontrar otros artículos y recetas en nuestro blog, y visitar nuestras redes sociales (instagramtwitterfacebook youtube) y podcast para conocernos mejor y descubrir mucho más contenido. ¡Hasta el próximo artículo!

¿Qué te ha parecido?
(Votos: 0 Promedio: 0)

¡Comparte el artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.